2 de noviembre de 2015

No siempre he querido volver
pero vuelvo (hoy),
porque las oportunidades se dan en un instante
y al siguiente instante se esfuman.

Sé que te encantan las mentiras,
porque sabés que son mentiras
                             y te da igual
porque también mentís,
pero hoy te digo algo:
tuve una verdad atravesada en la garganta
(durante los quince años que no nos vimos)
Nunca te amé…

(Y pensar que vos me dejaste
pensando que me hacías daño)


3 comentarios:

Antorelo dijo...

La mentira nos hace la vida social llevadera.

Boss Lady dijo...

...y yo, qué no sé mentir....

Boss Lady dijo...

...y yo, qué no sé mentir....