24 de enero de 2012

Huellas de retorno




Tengo mis altibajos
                               mis sinsentidos,
confieso que quise
olvidarme del mundo,
             incluso de mis escritos polvorientos
que esperan algún día dar a luz...

Por eso no he pisado esta habitación oscura
         -que me dio por llamarle Huellas -
he desandado huellas en otros caminos
                            he buscado otros destinos.

Hoy regreso a mi hogar cansado,
          no encontré lo que quería...
-parece que el síndrome de tu ausencia
                        le sienta pesado
                                  al corazón -






4 comentarios:

Luna dijo...

Son la Huellas, Diego. Las que de algún modo, sostienen ausencias.

Saludo grandote.

lidia-la escriba-www.deloquenosehabla.blogspot.com dijo...

PUES SON MUY BUENAS TUS HUELLAS!!!!
GRANDIOSO!
MI BLOG ESTÁ ACTUALIZADO,TE INVITO A PASAR...FINALMENTE!!!!
LIDIA-LA ESCRIBA

Marinel dijo...

Hola.Bueno...intenta aligerarlo de peso,si no llegará el momento en que se resista a seguir caminando y eso sí que no.
Un beso.

María dijo...

Quiero conocer todos tus blogs, por eso también me pasé por aquí a descubrir más de tu inspiración.

Huellas que nos persiguen
que están en el recuerdo
que no desaparecen.