20 de febrero de 2011

Vacío


caoticamente triste



A veces cuando una lágrima
mancha la hoja de un poeta
se desprende una estrella inquieta
de un cielo lleno de soledad

Cuando la nada y la inmensidad
se adueñan de un triste corazón
comienza a morir esa ilusión
que mantuvo viva la esperanza

A veces cuando la nada alcanza
para llenar un gran vacío
brota de los ojos un río
llevándose todo... hasta la fe...

6 comentarios:

OZNA-OZNA dijo...

gracias por compartir tan bellisimo poema, esta asturiana te da miles de gracias por hacernos participes de ella y te manda un besin.

ALBORADA dijo...

A veces Diego, ciertamente, a veces...

Precioso,

Saludos miles y una bella semana

Celeste siempre dijo...

Cuando la nada alcanza para llenar un vacío, es ahí cuando a la nada la hacemos todo.
Hermosas palabras Diego.
Saludos!

Aloe dijo...

Hermoso poema este que me encuentro tras tus huellas, son de los que me gustan, tal vez porque están aún húmedos... ?.

Muy hermoso.

Un abrazo Diego, desde este Madrid ya casi primaveral.

Aloe.

Luna dijo...

Entonces,
el vacío de ella
se alimenta
de cielos cosidos
a la esperanza.

Sos provocador...

Saludos Diego.

Diego dijo...

Gracias a todos por pasar!
Estas son líneas de mi adolescencia...
si se ven errores sepan disculpar.
Saludos!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!