1 de febrero de 2011

Como la marea...




No eres como la marea,
ella se lleva mis ilusiones y blancas las devuelve...
se lleva mis barcos de papel y los devuelve llenos de amor...
cuando baja acaricia mis pies,
cuando sube roza mis besos,
conoce mis excesos...
nunca querría olvidarme.

En cambio tú,
tu conoces mis límites,
reúnes mis penas y arrebatos
y no te los llevas...
cuando bajas sigues mis pasos,
cuando subes me quitas tus manos...
juegas conmigo.

Tú te vas y no regresas,
buscas un hombro ajeno para llorar tus penas,
y siempre es el mío,
pero la verdad es que tú no me encuentras:
soy yo quien te busca...


momentos sin rimas

3 comentarios:

Luna dijo...

Y busca
él,
como la marea,
el borde de un sueño...

Me tentás con tus versos.
Saludos enormes, Diego.

Antorelo dijo...

Hola, Diego, busca, busca, que seguro que encontrarás quien te devuelva las ilusiones.
Un abrazo

ALBORADA dijo...

Como la marea...

No te detengas Diego

Lindas letras, saludos.