5 de noviembre de 2010

Despedida en la terminal...

(Solitaria despedida)

Te busco
me imagino que estás ahí,
y entonces recién puedo mirarte,
imagino que tu mano se eleva
entre la gente
y me saluda,
me despide.

"buen viaje"

Te veo.
Tu sonrisa
calma mi impaciencia,
y al fin sueltas un beso
en un viaje desde tu boca
a mi boca.

Mis lágrimas quieren salir
pero se frenan en el borde,
tiemblan mi ojos
que te miran.

Imagino que estás,
(pero no estás,
no fuiste a despedirme)
entonces
te invento entre la gente
(de nuevo),
recibo tu adiós en la distancia,
mi mente asimila la imagen
de tu mano en el aire,
de tu sonrisa aplacando mis nervios,
de tu beso que atraviesa
el vidrio mojado del colectivo.

Qué cruel coincidencia,
éste es el momento en el que más llueve
y en el que mi nostalgia choca contra el piso,
copiosa,
intensa...

Comienza mi viaje,
recién empiezan a moverse las ruedas
y ya comienzo a extrañarte.


(momentos sin rimas)

7 comentarios:

Alesin dijo...

Las despedidas son las peores.
Este relato en particular me hace acordar a una despedida hace unos meses, probablemente en la misma terminal que tu despedida.
Un abrazo diego, siempre un placer leerte :)

Jazmín dijo...

Ay Diego...La parte difícil es justamete cuando las ruedas de la vida comienzan a moverse...
Le pusiste TERNURA, y llega...
Saludos y no te pierdas..es lindo leerte.

Diego dijo...

Hola Alesín. Gracias por tomarte el tiempo de leer, gracias.
p/d: el placer es mío (de leerte)
:)

Diego dijo...

Jazmín, Es Verdad. Lo peor es cuando las ruedas empiezan a moverse. Saludos

Cinzia Procopio dijo...

Hola Diego, gracias por tu hermoso comentario que borré por error (tenían varios spam y creo que se me fue la mano limpiándolos). Eres bienvenido a mi blog, siempre. Publiqué tu poema porque me parece bellisimo!.
Recibe un abrazo enorme,
Cinzia

Gallego Rey dijo...

Fantástico, tienes madera.

Diego dijo...

Cinzia, gracias a vos. Te decía que me pareció hermoso verme entre las páginas de tu cuaderno! Gracias por el detalle.

Gallego Rey! tengo madera o soy de madera? jaja. En serio, gracias por el comentario...
Abrazo, Diego.