5 de marzo de 2010

¡Qué mas decirte!


Déjame que te cuente ese día que nos miramos con los verdaderos ojos del corazón, déjame decirte que este hombre que te habla no conoció jamás el amor de una mujer como vos, porque antes la sinceridad era una utopía, el silencio era un momento dormido, el poema era superficial...
Ese día que nos miramos así se derribó mi teoría de la vida, la sensación de agonía en un atardecer, la intranquila paz del horizonte...
Ese día que nos miramos así descubrí el arte de lo inesperado, el movimiento constante del amor en mi pecho... la gota de agua limpia en un pantano...
¡Qué mas decirte!
Hoy, antes que muera el sol vuelvo a decir: ¡Te Amo!
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

No hay comentarios: