4 de noviembre de 2015

(de una noche sin estrellas)



Estoy cansado de vivir

con los miedos de mi niñez

      –cortado

con heridas que no van a sanar

porque ya se quedaron

en el relieve de mi vida,

y vos

intentás decirme que todo está bien

  – y no todo esta bien

Por eso cuando llegue la mañana

(y leas esto)

ya habré crecido

y no me verás a tu lado…
                  –seré infinito


tendrás a mi otro yo   – con vos




...

1 comentario:

Antorelo dijo...

El miedo es nuestro eterno acompañante.