28 de febrero de 2018

¿Para qué?








Y para qué salir
A enfrentarme al miedo,
si lo tengo dentro de mí,
me refiero
al miedo a cruzarme con vos
y no saber qué hacer...
porque eso es el miedo:
no saber qué hacer
con tu sonrisa
que me quiebra en dos
el alma.
Prefiero
quedarme dentro
en mi mundo azul,
y sonreír frente al espejo.

No hay comentarios: