5 de diciembre de 2011

Un favor






No me veas fracasado, mi vida 

por no haber podido darte lo mejor, 

yo también tengo lágrimas de dolor 

y también brota sangre de mi herida 



¿y ahora me preguntas de cuál, mi vida? 

quizás de ésta, que sangra desamor, 

o quizás de ésta, que sangra temor, 

o de la que sangra si no se olvida 



por favor, no me veas fracasado 

ni preguntes por qué, es mi decisión, 

déjame ser un tonto enamorado 



no hables nada, escucha mi corazón 

que pide a gritos no ser olvidado 

y que a veces llora triste y sin razón.







Safe Creative #1112050674021

10 comentarios:

Verónica dijo...

¡Muy bello poema! también se llora de felicidad.
Un beso, muy feliz semana para ti...

Mony dijo...

No hablar, no mirar... y solamente sentir al corazón (que a veces llora, pero que siempre puede volver a reír)¡Precioso! como siempre, Diego.

Un beso grande.

Aloe dijo...

Hola Diego.

Los poemas hacen que nos identifiquemos... la vida se compone de tantas experiencias que unas veces estamos en la cresta de la ola y otras en sus profundidades.
Un poema cargado de nostalgia y un sentimiento latente.

Un abrazo amigo,

Aloe.

Lapislazuli dijo...

Hola Diego sin duras las heridas y tardan en cicatrizar..muy bueno. Un abrazo

Marinel dijo...

El amor es capaz de hacernos sentir superiores,como con alas!
Y para desgracia nuestra,también nos hace sentir...nada.
Pero todo es amor.
Besos.

Luna dijo...

Nos llueve el alma heridas sin razón, razones del corazón.

Saludos grandotes, Diego. Buenas tardes.

TORO SALVAJE dijo...

Ser un tonto enamorado es un estado divino.
Lo que daría por volver a él...

Saludos.

Ananda Nilayán dijo...

La que más sangra siempre es la que lo hace por el no olvido. Esa herida nunca se cierra y nos pone un velo en la mirada.

Besos

Angeles dijo...

El mayor fracaso sin dudas es no haber amado. Creo que es la única tontería que un ser humano puede cometer.
Muy lindo Diego.
Un fuerte abrazo.

Diana Ƹ̴Ӂ̴Ʒ dijo...

Dicen que el amor nos vuelve un poco tontos, locos y poetas.

Pero estar enamorad@, es lo más maravilloso que nos puede pasar.

Besos de mariposa, Diego!