23 de marzo de 2011

Débil...









Me fabriqué una cárcel,
                         con barrotes negros...
una cárcel que se mueve
al ritmo de mi vida
y de tu suerte...


me propuse no verte
                        con ojos enamorados...
he trazado un paralelo
con un punto débil,
por las dudas...

el problema es
que siempre vuelvo a vos,
cada noche...



doblo los barrotes,
abro mis ojos enamorados,
atravieso el punto débil...
y  nos amamos
                                   nos amamos. 

8 comentarios:

Eleanor Smith * dijo...

Entonces es una cárcel hermosa.

Un beso o 2 *

Pd: perdona mis demoras.

china dijo...

me encanto!!

Mony dijo...

Diego no sabés lo identificada que me siento con esta poesía.
Hay cosas de las que no podemos escapar, ni escondernos ¿no?
Hermoso, ¡como todo lo que escribís!

Luna dijo...

Y no es un problema... es un amor. Siempre nos atrapa.

Bello, Dieguito.

Un saludote bien gradote.

Antorelo dijo...

No es mala esa cárcel.
Saludos

cinzia procopio dijo...

Un gran amor, Diego. Y gracias por acercarte hasta mi cuaderno.
Un beso

Maritza dijo...

Es que contra el amor no hay antídoto!!

Hermosa poesía, Diego.

ABRAZOS.

mariarosa dijo...

Es que el amor es más fuerte...

Hermosa poesía.

mariarosa