11 de septiembre de 2010

...

Los puntos suspensivos que me dejas cuando te vas son muy extraños...
Ya me había dado cuenta de que haces muy bien tu papel de mujer, te creo todo cuando estás enfrente, pero luego caigo en razones... y ya es tarde... Igual me doy cuenta que te necesito de cualquier modo.
Éste es el verdadero yo, el que te necesita... el que se siente triste cuando el día está gris, el que alguna vez desconfió de su sombra y luego se arrepintió...
Soy el que cuando te mira siente que vuelve a mirarte por primera vez... soy el que escribe y lleva grabado tu rostro en la mente por todos lo largos e insípidos segundos que nos separan, soy el que te odia a veces y nunca dejará de amarte...
soy complicado, sí... y eso no es solo patrimonio de las mujeres...

No hay comentarios: